Como cada año, en torno a la fiesta de Todos los Santos, nuestra Casa Salesiana conmemora el milagro de la multiplicación de las castañas en manos de San Juan Bosco. Este peculiar milagro tuvo lugar en el año 1849 el domingo siguiente a la fiesta de Todos los Santos. Ese día Don Bosco llevó a todos los muchachos del Oratorio de Valdocco (Turín) a visitar el cementerio y rezar.

Capitaneado por las Madres Dinámicas de nuestra colegio Salesiano de Algeciras junto con otros miembros de la familia salesiana (adma, ampa, catequistas, hermandades…), repartieron castañas a todos los niños y jóvenes del colegio el pasado lunes 4 de noviembre. Que hoy podamos decir al igual que antaño: "¡Don Bosco es un santo!".