Nervios y risas en el primer día de clase después de las vacaciones

Esta mañana había corrillos de alumnos y alumnas abrazándose y parloteando felices entre ellos. Nada de caras de sueño.

Rebeca, que empieza cuarto de Primaria, asegura que contaba los días para volver al cole. “Me aburro en casa y tenía muchas ganas de ver a mis amigos”.  En el grupo de los mayores, los de sexto, hablan nerviosos y se interrumpen unos a otros, se ríen y todos reconocen que también se lo pasan bien el cole. Entre los más pequeños, caras expectantes, Ana cuenta: “llevo despierta desde las 5 de la mañana deseando venir a mi nuevo cole”.

También ha sido una jornada de novedades; de saber qué profesor toca a cada alumno, de conocer compañeros nuevos y de las incorporaciones al colegio. La rutina se instala de nuevo en la Casa Salesiana, los patios y las aulas vuelven a coger vida…  Galería de imágenes

Las escuelas salesianas mantienen como una clave educativa prioritaria la formación de buenos cristianos y honrados ciudadanos. La transmisión del Evangelio abre a la trascendencia, promueve valores cristianos y fomenta el encuentro personal de cada alumno con Jesucristo. Igualmente se apuesta por formar una ciudadanía global, crítica, responsable y solidaria.

Por otra parte, se pretende fomentar el desarrollo de las inteligencias y las competencias en los alumnos a través de la implementación de metodologías educativas de éxito, como el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje-servicio, el trabajo por proyectos, el pensamiento eficaz, las estrategias de educación emocional o el uso de las TIC, entre otras muchas.
Para poder afrontar todos estos desafíos, en los centros salesianos se sigue apostando por la formación permanente del profesorado. Un año más, los docentes encaran un nuevo curso con la ilusión de poder preparar a los alumnos para la vida, tal como querría Don Bosco.
Bienvenidos a este curso 2018-2019