Y casi sin darnos cuenta llegó el último día de colegio de D. Pablo. Muchos algecireños tenemos mucho que agradecer a este maestro que entregó todo su buen hacer junto a la pizarra y la tiza en el Colegio Salesiano de Algeciras. Maestro querido por muchos alumnos y alumnas que durante casi cuarenta años formó parte del equipo educativo de este centro. Maestro que será recordado siempre por su impronta alegre, su imagen cuidada, sus conversaciones con alumnos, sus cantos de villancicos por Navidad y la presentación de cualquier Acto de Centro para el que fueran requeridos sus servicios. Está ligado a diferentes grupos de la Familia Salesiana. No en vano su formación en esta misma casa a la que entró como alumno con solo 7 añitos despertaron pronto en él la vocación de maestro y dar el mejor servicio en clave salesiana. Finaliza hoy una trayectoria profesional y llega el merecido descanso. Ahora es tiempo de disfrutar de otras muchas cosas que la vida seguro te tiene preparadas. Eso sí, siempre encontrarás estas puertas abiertas porque esta siempre será tu casa. Gracias por tanto, Don Pablo.

Galería de Imágenes