La Srta. Loles no estará con nosotros el próximo curso. Después de doce años impartiendo clases un nuestro colegio, inicia una nueva etapa de su vida. Una decisión nada fácil y largamente meditada.

Gracias Loles por tu entrega, por tu profesionalidad, por tu constancia, por tu afán de superación en el día a día que ha sido todo un ejemplo para tus compañeros y para tantos jóvenes que han tenido la suerte de tenerte como profesora.

Nos dejas tu recuerdo y te llevas nuestro cariño incondicional. Pero sobre todo el orgullo de haber trabajado con una persona de tu valía profesional y humana.

Suerte y éxitos en la etapa que ahora inicias, y que nuestra Madre Auxiliadora te guíe y te proteja en todos los momentos de tu vida.

Hasta siempre amiga, hasta siempre compañera, hasta siempre maestra.